Hu Wan Pen es el primer hombre en dar un salto evolutivo que cambiará la historia de la humanidad. A sus 12 años Hu perdió su pene sin razón aparente, un día volvió del colegio y el pene simplemente no estaba; en su lugar un pequeño conducto que apenas sobresalía, escurría copiosamente un poco de sangre y orina. El desconcierto fue generalizado, las explicaciones de los expertos no convencieron a nadie y el niño lloraba en los rincones y se miraba la entrepierna estirando la pretina resortada de su pantaloneta de algodón. Leer más

En la pared, escrito con mierda, se leía: “igual yo ya estava muerto”. Ramirez se llevo las manos a la cara, hastiado. Se acerco al cuerpo y recogió de entre la sangre otro poco de mierda, Lopez lo miró extrañado. Mientras caminaba hacía el muro dió un suspiro y le dijo: “Estaba se escribe con B larga Lopez. ¿No le enseñaron a escribir?” Leer más

,
Crece desde el ombligo un dolor oscuro, una sombra beso, un abrazo que se ha hecho asco, un dolor pasmado.
Todo pasa por que si.
Vendió su sombra y se hizo noche.
¿A donde llevas mi corazón? Al mío.

El tema de mi próxima película es el odio, hace más de dos meses que no toco el guión y empieza a ponerme nervioso. La urgencia de escribir, la inquietud cuando no lo haces, es una buena señal de tener algo bueno en el coco. El punto de partida podrá parecer sencillo, pero podría caer fácilmente  en el bodrio telenovelesco si no se le toma con cuidado. Se trata de la transformación de las relaciones, en la dirección de la reconciliación, si no del nacimiento del odio. Cómo germinan un odio tan fuerte que supera la misma voluntad de los personajes, llevándolos lejos de sus posiciones morales. Se trata por supuesto de una apuesta arriesgada. Relata las relaciones entre padre e hijo, hombre y mujer, así cómo el odio secreto de una enfermera con su paciente octogenaria. Las circunstancias en que se cruzan dichas historias son confusas para mí, cómo en otros proyectos, realmente no hay necesidad de justificar su coexistencia, pero la tentación de que compartan tiempos, espacios o relaciones es grande. Veo la cinta como un viaje sin orden por los pasillos de un centro comercial de Medellín, un laberinto de muchos niveles que se va desentramando, con patios y salidas inesperadas hacia ningún lado. Literalmente los personajes terminal al sol de la calle. La situación no se resolverá, cómo diría Dostoviesky, he prometido contarles el nacimiento del odio, nada más.

Fragmentos

1. Yérguete, con los hombros hacia atrás

“La jerarquía de dominio no es el capitalismo. No es el comunismo, tampoco. No es el complejo militar-industrial. No es el patriarcado, ese artefacto cultural desechable, maleable, arbitrario. Ni siquiera es una creación humana, no en el sentido más profundo. Es en cambio un aspecto casi eterno del medioambiente. […] Hemos luchado por una posición desde antes de tener piel, o manos, o pulmones, o huesos. Poco hay más natural que la cultura. Las jerarquías de dominio son más antiguas que los árboles”. Leer más

Por que no importa lo mucho que la ames, o lo mucho que sufras, que triunfes o fracases, ella nunca se va a arrepentir, casi seguro no va a recordarlo y si lo hace, será solo un momento ni tan siquiera tibio. Su sonrisa cortó el hilo que la unía a tu alma, eres una cometa que va en picada al mar y las cometas no nadan.

No soy una cometa.

Lo eres, ¿otra cerveza?

NO

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Hice un montaje con esta foto que le tomé a Carolina M. Algo al pasar. A las carreras y quise hacer algo con ella. Me dejé ir, sin miedo a nada la verdad. No es una joya del montaje, no la hice con extremo cuidado, no buscaba que quedara perfecta. Sólo es lo qué es. Otra forma de no aullar le a la luna.

 

Y por qué me dio la gana, al final le metí rojo. Y unas curitas que todos odiaron, pero que para mí cuentan otra historia. La historia de un cielo al que le han arrebatado algo que se quema en el campo.


 

Para llenar el vacío,

para calentar el hueso,

para lloverse dentro,

para la limpia,

para el duelo,

para cultivar la sonrisa,

para hacer amigos,

para abrazarla al final,

para dejarle atrás,

para arrancarse las escamas,

para estrujar las luces,

para romper los entre cuernos,

para abrirse el coco,

para que te abracen,

para prestarles los ojos,

para ensuciar el alma,

para cortar el viento,

para romperse,

para curarse,

para matar eso…

para que cante el pájaro escondido,

para que lagrimeen los borrachos,

para que sueñe el disparador,

para que no se mate el poeta,

para que se mate,

para ella y ella y ella.

Para todo.

 

Fotografía de moda - Avedon

Fuente

La iluminación para fotografía de modas – Voy a meterme en un aprieto – suenan los tambores… ¡La iluminación de la fotografía de modas esta sobre valorada!




Esto suena a blasfemia, especialmente por que este texto pretende ser una introducción a la iluminación de fotografía de modas en estudio, sigan conmigo un momento y sabrán a qué me refiero. En nuestro entorno profesional escuchamos todo el tiempo cosas como “El fotógrafo es un artista que pinta con  la luz”  o halagos del tipo ” Me encanta la iluminación de esa foto”, se compra fácil el favor de un fotógrafo solo con repetir la formula.

A mi en realidad no llegan a convencerme con estas galanterías, y lo digo de nuevo, creo que la forma en que hoy hablamos sobre la iluminación está fuera de toda proporción. Especialmente si lo pensamos desde el punto de vista de la fotografía de modas. En este articulo les diré por qué.

Si eres fotógrafo de modas la velocidad y la flexibilidad son mucho más importantes que la iluminación. Lo que realmente importa no es la forma en que se ilumina, si no lo que hay delante de la lente.  Y sin embargo, siempre hay que decirlo, esto solo aplica cuando ya conoces lo básico en iluminación. Hay que aprenderlo y luego desaprenderlo. Convertirlo en un acto reflejo en función del sujeto y no en una formula y un esquema que roba tu atención del tema principal, el sujeto/objeto / modelo / espacio en la foto.

Solo hay 3 cosas que necesitas entender para iluminar “correctamente”. Si las entiendes puedes decifrar casí cualquier imagen y saber como se ha creado. Cualquier cambio en uno de estos tres aspectos incide en el carácter y la atmósfera de tu imagen, entonces, presta atención:

–  El tamaño relativo de la fuente de luz.
– La luz ambiental.
– El color de la fuente de luz.

Y aun si te convierte en un maestro de la iluminación, hay algo muy importante que quiero subrayar: ¡Si se ve bien, solo dispara. Olvídate del resto!

Esto suena sencillo, pero no te imaginas cuantos fotógrafos pierden tiempo en sus sesiones haciendo ajustes minusculos que no llegan a notarse, y pierden con cada minuto la energía y la esencia de lo que tienen frente a la cámara: la modelo. Así que: SI SE VE BIEN, DISPARA.

El tamaño relativo de la luz

Quizá este sea el aspecto más importante en cuanto al “carácter” de la luz. Por “caracter” me refiero a cuando decimos: esa luz es dura (fuerte) o esa luz es suave (difusa) y cómo se le atribuye a la luz difusa un efecto agradable sobre los rasgos físicos.  Es el tamaño relativo de la luz lo que determina cómo se ven los bordes de las sombras que producimos con nuestras luces.

Una fuente de luz grande (y cercana) da una luz suave al sujeto. Una fuente de luz pequeña (o lejana) resultará en sombras duras y “afiladas”.

El caracter de la luz – Luz dura

El ejemplo más sencillo es el sol: en un día despejado el enorme astro proyecta una sobras duras, ya que al estar tan alejado de los sujetos se convierte en una fuente de luz pequeña. Ahora, cuando está nublado o nos hacemos a la sombra, la fuente de luz (ya sea la luz a traves de las enormes nubes o la luz que viene indirecta de lado) se convierte en una luz suave.

El caracter de la luz – Luz suave

Ahora piensa en el mismo escenario, pero esta nublado, todo el cielo está cubierto por finas nubes blancas. En este caso el tamaño de nuestra fuente de luz es enorme, no es el punto luminoso a lo lejos, si no toda la superficie blanca que lo filtra. Y que puede ocupar el cielo que alcanzas con la mirada. Los bordes de las sombras se hacen difusos. Se “suavizan”. Al punto que las sombras pueden desaparecer o ser imperceptibles. Cómo en una caja blanca de iluminación de productos (soft box).

Luz ambiente

Con esto nos referimos a cualquier luz que este fuera de tu control. You can also think of it as “junk light” – the unintended light which is left over or just bouncing around in the studio. Examples of ambient light are reflections off studio walls or floor or ceiling, or stray light creeping out from umbrellas or soft boxes. Ambient light is very important because it fills in the shadows and decreases the contrast of the image; it makes the shadows brighter.

Learn to control the ambient light. In a studio situation, this is typically done by using black & white polystyrene flats “killing” off reflections from walls and ceilings; usually with the intention to darken and deepen the shadows. “The ambient light determines the “fill” in the shadows… If the ambient light is strong enough = no shadows”.

Color de la luz

Esto es fácil, no es necesario hablar de ello en realidad…

La fotografía de moda está sobre valorada.

Otra fuente mejor.

Andrés Belalcázar - Fotógrafo en Palmira y Medellin - Colombia

¿Cual es el peor tipo de luz al que se puede enfrentar un fotografó? Para Scott Robert Lim, es la luz de medio día. En exteriores bajo el sol duro y vertical de las 12 del medio día. Y es cierto, este tipo de luz puede producir en tus sujetos o modelos, lo que los gringos llaman “ojos de mapache” (sombras bastante desagradables en la cuenca de los ojos) y sombras duras en general, en el cuello, en la ropa, etc. Leer más

La herramienta adecuada hace la diferencia en algunos casos. La fotografía depende en mucha medida de las herramientas que usamos para capturar la luz y el que niegue este hecho está sencillamente fuera de la realidad. En muchas ocasiones un fotógrafo puede salirse con la suya a punta de ingenio y tenacidad, pero aveces la única forma es usar el equipo adecuado.  Leer más

En la historia de la fotografía no son pocas las veces que el fotógrafo se expone a una experiencia extrema para arrancar de ella imágenes extraordinarias. En otras ocasiones su formación artística y su vida interior guían la creación de sus imágenes en un entorno más amable. Pero son pocos los casos en que el fotógrafo entra en contacto con su propia experiencia de vida sin imposturas, sin que sea un encargo o una misión. Para Mike Brodie tal vez sea el caso. Leer más

“Mi vida en este punto es como un sedimento muy viejo en una taza de café y preferiría morir joven dejando varias realizaciones, en vez de ir borrando atropelladamente todas estas cosas delicadas…”. Decía la carta que escribió justo antes de tirarse por una ventana el 19 de enero de 1981. Tenía 22 años. Leer más