En la pared, escrito con mierda, se leía: “igual yo ya estava muerto”. Ramirez se llevo las manos a la cara, hastiado. Se acerco al cuerpo y recogió de entre la sangre otro poco de mierda, Lopez lo miró extrañado. Mientras caminaba hacía el muro dió un suspiro y le dijo: “Estaba se escribe con B larga Lopez. ¿No le enseñaron a escribir?” Leer más