En la historia de la fotografía no son pocas las veces que el fotógrafo se expone a una experiencia extrema para arrancar de ella imágenes extraordinarias. En otras ocasiones su formación artística y su vida interior guían la creación de sus imágenes en un entorno más amable. Pero son pocos los casos en que el fotógrafo entra en contacto con su propia experiencia de vida sin imposturas, sin que sea un encargo o una misión. Para Mike Brodie tal vez sea el caso.




Sus fotografías recuerdan las primeras décadas del siglo pasado, a Bob Dylan y a todo el imaginario alrededor de los vagabundos del ferrocarril de Norte America. Solo que su trabajo esta a pocos años de distancia. Como se lee en la Historia De La Moda, la única vestimenta constante es el harapo.

Entre los 17 y los 22 años Mike Brodie viajó como polizón en trenes de carga junto a pandillas de jóvenes nómadas que cruzan EE UU por rebeldía, huyendo o por placer. Retrató las aventuras de los vagabundos siendo uno de ellos. Se hacía llamar The Polaroid Kid y robaba película para poder seguir haciendo fotos. Ahora tiene 27 y edita su primer libro, “Un periodo de prosperidad juvenil”. Lo presenta a todo trapo, con exposiciones simultáneas en Nueva York y Los Ángeles.

 

 

Sitio Web del fotógrafo.

Enlace a wikipedia, fotos sobre gente sin hogar que viaja en trenes. Aquí.