Basado en el articulo: PAINTING WITH LIGHT – HOW IT BEGAN




La imagen de Picasso dibujando con luz tal vez sea la más representativa de esta técnica, pero no es la más antigua. A continuación les presento un «rastreo historico» realizado por Sergey Churkin que yo he traducido y adaptado para ustedes. 

El proceso nace con la fotografía, para ser precisos, la fotografía es una imagen pintada con la luz del sol.

El nombre de las primeras imágenes impresas da fe de esto – se les llamaba «heliografía» que es, literalmente, «pintó el sol.» El autor de estas helióografías fue Joseph Nicéphore Niépce (Francia), y la primera heliografía fue realizada en una placa de aleación de plomo y estaño en 1826. El tiempo de exposición fue de varias horas, debido a que la sensibilidad de este método fue inicialmente muy baja y fuertemente dependiente de la intensidad de la fuente de luz, que en ese momento sólo podía ser el sol.

Heliografía

Heliografía

Hoy llamamos a esta técnica «larga exposición» y tenemos muchos ejemplos de este tipo de fotografía. En este tipo de fotografía, todas los aspectos cambiantes y móviles se difuminan, dejando su rastro en el encuadre, mientras los aspectos sólidos permanecen enfocados y en su sitio. Como ejemplo tomemos el daguerrotipo de James Valentine «The Falls of Clyde, Bonnington Falls», que fue tomada en 1871.

002

Daguerrotipo

 

Noten la forma en que aparece el agua. ¿No son estas las mismas cascadas de agua congelada, que se repiten en las fotografías de los maestros modernos de la larga exposición?

Dibujar con la luz se hizo más aceptable con la disminución gradual del tiempo que tomaba exponer correctamente los daguerrotipos (y posteriormente las impresiones en soluciones coloidales) que duraba varios minutos o incluso segundos. Pero ¿dónde están los dibujos de luz de la época? Sí, en los archivos no podemos encontrar pruebas del uso intencional de una fuente de luz en movimiento, utilizada como técnica creativa; pero no es difícil imaginar que trazos de luz ocurrieron al azar (de una antorcha o de la reflexión en un pedazo de espejo), pero se percibían de manera diferente.

Desde su introducción y durante muchos años por venir, la fotografía no fue reconocido como una expresión de la creatividad estética. Los artistas de la época consideraban la pintura de la luz como la copia mecánica de la realidad. Al mismo tiempo, las posibilidades de la fotografía como documentos completos y precisos se reconoció muy temprano, por eso cualquier desviación del realismo se percibía como una falta de exactitud, como un error, las consecuencias: estas fotos no se almacenaron, las placas se lavaron para su re-utilización.

= 1839. William Henry Fox Talbot (Inglaterra), inventor del proceso negativo-positivo de fotografía hace una serie de los llamados «dibujos fotogénicos». El proceso es el siguiente: acomodar una variedad de (objetos) en el papel sensible a la luz y exponer al sol. La exposición del papel fotográfico produce un «dibujo luz» – una silueta clara del objeto. Por ejemplo, hojas de la planta (en algunos lugares un poco transparentes) dejan impresiones de gran calidad:

 

Primeros Fotogramas

Primeros Fotogramas

= En 1843 una buena amiga de Talbot, Anna Atkins (! Por cierto – la primera fotógrafa profesional) publica un libro «photogenic drawings» con imágenes de algas marinas:

 

Primeros Fotogramas

Primeros Fotogramas

Los primeros experimentos de la fotografía sin lentes de Talbot, más tarde llamados «fotogramas», formaron la base de los experimentos artísticos de los maestros de la «Bauhaus» en el siglo 20.