Nos vigilan

Son los rostros de los que nos amaron

A pesar del olvido

A pesar del tiempo

Los creadores cariñosos de la memoria

Los abrazos rotos

Las manos cuarteadas

El beso indeleble

La cura del dolor

La cura de las almas

Las dulces cicatrices

Los dulces sueños

La arena de la esperanza en los torbellinos de sangre

Nos vigilan atentos los nombres

Los antepasados del fuego

Y pero abrazamos las sombras.